Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

Tres de cada 10 libros que se venden son pirata: Caniem

Tres de cada 10 libros que se venden son pirata: Caniem

Vía: Diario de México

A causa de la piratería, los autores mexicanos están perdiendo más de 110 millones de pesos, mientras que los libreros y editores del país dejan de ganar mil 250 millones, informó Fernanda Mendoza Ochoa, directora del Centro Mexicano de Protección y Fomento de los Derechos de Autor (CEMPRO).

En entrevista con Notimex, realizada a propósito del operativo efectuado el martes en el Centro Histórico de esta ciudad, en el que fueron incautados más de 170 mil libros apócrifos, Mendoza añadió que la piratería de ejemplares es un problema que ha ido en aumento en los último cinco años, debido a “la ignorancia” de compradores y vendedores.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), señaló, el mercado “pirata” mantiene el control del 20 por ciento del de libros en México, lo que representa que dos o tres ejemplares de 10 que se venden en el país son copias sacadas de los originales.

“En los últimos cinco años la cifra de pérdidas ha aumentado y ahora es alarmante”, pues anteriormente sólo se estaban haciendo copias de los llamados “Best sellers”, pero en el último lustro la falsificación ha abarcado otros títulos y autores que “no se venden tanto, pero que están de moda”.

Entre los títulos más “pirateados”, señaló, se encuentra toda la bibliografía del colombiano Gabriel García Márquez, Nobel de Literatura 1982; las novelas del peruano Mario Vargas Llosa, los libros de política más actuales u otros títulos comerciales como “El Código da Vinci”, de Dan Brown.

“El mercado ha ido caminando hacia otros títulos que no son altamente vendibles”, como “Los hornos de Hitler”, o los libros de apoyo a los de texto gratuito, tanto para el nivel de secundaria, como de preparatoria y universidad, además de otros textos básicos de la enseñanza, como “Algebra”, de Baldor.

El aumento en este negocio ilícito, estimó Mendoza, se debe principalmente a “que a los comerciantes ambulantes les ha resultado un gran negocio y la gente no sabe que está comprando un producto pirata”.

“Además, los vendedores vieron y pensaron que no había delito en la reproducción de libros o estimaron que los riesgos son menores y como los compradores no saben y no tienen referentes, compran los libros sin saber que se trata de copias”, explicó.

La directora del CEMPRO, institución que impulsó la investigación que llevó a la Agencia Federal de Investigación a dicho decomiso de material apócrifo, manifestó su beneplácito por la acción policíaca y dijo que la siguiente tarea será concientizar a la gente sobre la importancia de la creación y de los derechos de autor.

Después del operativo que incluyó las bodegas localizadas en las calles de Justo Sierra y Donceles, en el centro de la ciudad, dijo que “hay que empezar a salir del primer cuadro capitalino y continuar las investigaciones”, pues por el momento se ha dado “un duro golpe” al

principal abastecedor de libros piratas, no sólo para los comerciantes de este lugar, sino incluso de la provincia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Eric Hinkle -

Hola,

Esta grafica pertenece a www.lexjuris.net. Hablando de pirateria...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres