Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

Google y Europeana, la gran batalla digital

Google y Europeana, la gran batalla digital

Vía: Àlex Barnet La Vanguardia


| La llamada Google Library, cuyos orígenes se remontan al 2004, y Europeana, surgida como reacción a ese proyecto y presentada en Francia hace unas semanas como el embrión de la futura Biblioteca Digital Europea, se enfrentan en la red. Si esto fuera un partido de fútbol, estaríamos en los primeros compases de un encuentro que durará años y en el que no están claras las reglas del juego ni muchos detalles importantes de una confrontación en la que, entre otras cosas, está en juego el papel que EE. UU. y Europa desempeñan en el escenario digital. Con todo, existen ya elementos para empezar a valorar y comparar ambos proyectos. El de Google está disponible en 'http://books.google.com' y Europeana puede consultarse en 'www.europeana.eu'.

EL CATÁLOGO
Google quiere tener digitalizadas 15 millones de obras en el 2015. De momento, parece que está sobre el millón de libros escaneados, aunque no facilita datos sobre el número de obras disponibles en la red ahora mismo.

Europeana tiene 12.000 documentos procedentes de la Biblioteca Nacional Francesa, la Biblioteca Nacional Szechenyi (Hungría) y de la Biblioteca Nacional de Portugal. En el 2010, con la suma de recursos de más países, quiere disponer de seis millones de libros, películas, fotografías y otros documentos accesibles a través de un portal único.

IDIOMAS
Google empezó trabajando con universidades norteamericanas y británicas y con libros en inglés, aunque últimamente ha extendido su radio de acción y ha fichado bibliotecas en castellano, catalán y otras lenguas. Europeana ha empezado con libros franceses, húngaros y portugueses, y debe ampliar catálogo hasta convertirse realmente en la Biblioteca Digital Europea.

TIPOS DE LIBRO
Google arrancó con el objetivo de almacenar todo tipo de libros, pero los problemas de copyright le han hecho derivar hacia las obras de dominio público, que reproduce íntegramente. Paralelamente, está escaneando libros con copyright, de los que, por ahora, sólo exhibe un extracto junto con enlaces a tiendas donde comprarlos.

Europeana trabaja con los libros de dominio público, pero sus responsables han avanzado que quieren acuerdos con los editores para incorporar textos con copyright.

CONSULTA GRATUITA/DE PAGO
La idea inicial expuesta por Google es que su biblioteca es gratuita para los usuarios, aunque no puede descartarse que aparezcan algunos servicios de pago. Europeana quiere simultanear los servicios gratuitos con otros de pago, vinculados a obras sujetas a copyright.

CLASIFICACIÓN DE LAS OBRAS
Google utiliza, por ahora, un sistema de presentación de las obras atípico para una biblioteca. No hay listados de los contenidos y los usuarios deben consultar un ingenio automático por algoritmos similar al buscador que ha hecho famoso Google. Europeana aporta los contenidos con un mejor criterio bibliográfico e intenta guiar al usuario. Hay entradas de búsqueda por nombre, título, idioma, época y temática.

CÓMO SE VEN LAS PÁGINAS
Cuando el libro es de dominio público, Google muestra todo el contenido a través de imágenes de páginas que integran texto y fotos. Y ofrece la descarga del texto en formato PDF. Cuando el libro tiene copyright ofrece sólo una muestra de éste.

Europeana, que por ahora sólo trabaja con libros sin copyright, ofrece una imagen por página, la versión en PDF y también una versión digital del escrito, que permite copiar y pegar con un procesador de texto.

LAS FINANZAS
Google ha hablado de un presupuesto de cien millones de dólares para financiar el proyecto. Los beneficios de la compañía a través de la publicidad en internet son enormes, y la cifra está dentro de sus posibilidades. Europeana ha gastado 3,3 millones de euros en el 2006 para su plan de puesta en marcha, y para el 2007 dispone de un presupuesto de diez millones de euros, pero éstas son cifras que se refieren sólo a Francia. No se conocen las futuras cifras globales ni las aportaciones de cada país al plan europeo.

CONCLUSIONES
Google lleva la iniciativa en la idea y el ritmo, dispone de los recursos suficientes y tiene la facilidad operativa propia de una empresa. Su propuesta (cuyo nombre actual es Google Book Search y que antes se llamó Library Project y Google Print) quiere combinar la existencia de fondos públicos de libros con salidas comerciales, como la inclusión de títulos con copyright, aunque sea en formato muestra, y la recomendación de tiendas.

Europeana es la maqueta de un proyecto cultural de alcance continental que debe concretar muchos detalles y sacarse de encima la etiqueta de plan francés con la que ha nacido. Como concepto, la Biblioteca Digital Europea parece un proyecto más clásico de herramienta digital de servicio público, aunque es difícil que deje de mirar a Google. El apoyo gubernamental puede ser un buen motor económico y logístico si se saben aglutinar esfuerzos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres