Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

De Poetas y Navegantes del ebook. O el punto sin retorno de la digitalización del negocio editorial

De Poetas y Navegantes del ebook. O el punto sin retorno de la digitalización del negocio editorial

Me hago eco del artículo íntegro, aparecido en el Anuario de la Revista Delibros (Enero 2009)y firmado por Luis Fco. Rodríguez, Director Ejecutivo de Publidisa.

Intentaremos aclarar lo que ha pasado, lo que han contado, porque lo han contado y alguna pista útil para interpretar noticias en el futuro. Las habrá.
En los grandes libros de viajes clásicos, los poetas escribían sobre lo que nunca habían visto basándose sólo en las historias narradas por rudos navegantes y guerreros. El resultado no siempre era fiel a una realidad física e histórica, pero cuando los leemos es indiferente que sean descripciones inexactas, ya que no planificamos nada con ellos: Los disfrutamos. Sobre el ebook en estos años ha pasado algo parecido: Los técnicos que conocen la tecnología no se han sabido explicar bien, y los profesionales de la edición no siempre han sido muy hábiles reproduciendo los conocimientos que otros ponían a su alcance. Es fácil disfrutar las crónicas tecnológicas, pero difícil tomar decisiones sobre ellas.
Este año 2008 ha estado repleto de reuniones, eventos, congresos y seminarios en los que el futuro del libro ha estado en discusión. En todas ellas se hablaba sobre la forma en la que los cambios tecnológicos afectan al libro, especialmente pendientes de las nuevas tendencias y de “dispositivos” nuevos que podrían ser los definitivos. Los Editores han estado divididos en grupos bien diferenciados en cuanto a su posición en la discusión. Por un lado los “tecno-escépticos” son cada vez menos, pero más radicales. Para ellos nunca cambiará nada porque no creen en ello o porque no les interesa en su posición actual. No acuden a las discusiones excepto si tienen un cargo gremial que les obligue. En el otro extremo los “tecno-fanáticos” para los que cada cosa que sucede es la definitiva e indiscutible revolución esperada. Para estos últimos cada evento o anuncio les defrauda, ya que no encuentran nada lo suficientemente iconoclasta como para saciar su necesidad de cambio inmediato. Casi siempre concluyen que no se habló suficiente de algo, en suficiente profundidad o que es más de lo mismo. Entremedias de las dos posiciones más radicales se encuentra la gran mayoría de los profesionales, para los que una combinación de preocupación, interés y desconocimiento les deja poco margen para decidir en un entorno de incertidumbre.
¿De quién o de qué fiarse? Es muy difícil encontrar gente sincera en los negocios hablando sobre el futuro. El que sabe la verdad se la caya interesadamente para sacarle más partido personal. El que es consciente de que no sabe y cree poder parecer ignorante, se caya misteriosamente para así evitar despejar dudas. ¿Y los que hablan dentro del sector? Pues algunos estarán acertando con sus afirmaciones, pero pocos les dan suficiente crédito, y otros son mercaderes de sus consultorías y por lo tanto esclavos de la precaución en sus afirmaciones. Merecen ser escuchados con atención en cualquier caso.
Siguiendo la broma inicial, le propongo al lector que se considere un poeta clásico, y así interprete a su criterio nuestra crónica tecnológica, que trata de reflejar una visión técnica del negocio, pero que seguro está contaminada con la visión apasionada del perpetuo navegante. Disculpen por ello.
El único punto en el que todos, poetas y viajeros, están de acuerdo es en valorar lo que otros estén haciendo, y no lo que estén sólo diciendo. Las referencias sobre las cosas que han hecho otras compañías en el 2008 han sido continuas y mucho más numerosa que en años anteriores:
- Amazon y sus 250.000 unidades de Kindle vendidas en un año. Por segunda Navidad consecutiva anuncian que están agotados. Amazon continúa construyendo todos los eslabones que le faltan en la cadena de valor del libro. El 10% de sus ventas de libros ya vienen del contenido digital. El siguiente eslabón natural es su “Digital Text Platform”. ¿Te quieres autoeditar para el Kindle? Hay una obsesión en el mercado español por saber cuándo llegará Amazon a España y otros sitios nuevos de Europa, con o sin el Kindle. Amazon vende ya mucho aquí, créanlo, y debe ser considerada su posición estratégica por parte de los editores, pero está demostrado que no tiene un número infinito de Kindles, y de momento los agota todos sólo en USA. Unos dicen que es la ley de precio único, otros que temas logísticos, pero lo que es seguro es que mediante Alexa.com (Del grupo de Amazon) y sus propias estadísticas, Amazon dispone de la información necesaria para evaluar el potencial de negocio de las ventas por Internet en las actuales librerías españolas, y luego priorizar sopesando con las barreras. Eso es jugar con ventaja para ganar siempre. Debemos contar con que estarán en el momento adecuado y con una buena estrategia. Por el otro lado, su estrategia iniciada en el 2005 con la compra de Mobipocket les posiciona de nuevo en ventaja para la distribución de contenido mediante otros dispositivos móviles (Teléfonos, PDAs,…) Y para el que no crea que eso es suficiente, con la compra de BookSurge (También 2005) y el servicio CreateSpace se está posicionando como referencia mundial de los libros bajo demanda y la autoedición en papel. En 2008 lanzó un polémico anuncio forzando a sus clientes a usar su tecnología en lugar de la de otros competidores para poder vender libros bajo demanda en Amazon.

- IRex sale oficialmente al paso de rumores sobre el futuro de su empresa y su dispositivo, además de anunciar que solucionarán el grave problema con la batería de su nuevo y atractivo modelo presentado en 2008. Anuncian también compartir documentación para hacer su dispositivo compatible con otras aplicaciones de otros fabricantes ¿DRM? Es muy débil que el único DRM que hasta ahora funciona en ese dispositivo sea el Mobipocket de Amazon.


- Otros dispositivos de tinta electrónica hacen todo el ruido que pueden. Distracción fácil para periodistas españoles que no pueden entrevistar con facilidad a Sony, Amazon… Todos afirman que sus pantallas las fabrica el mismo fabricante que a Sony, Amazon y demás, pero lo de la pantalla es algo que tiene realmente poca importancia. Estamos hablando de electrónica de consumo y los componentes no son lo importante. Lo importante es la compatibilidad, la integración, el rendimiento y el soporte. En el mundo hay sólo tres fabricantes de pantallas de TV importantes, pero todos sabemos distinguir entre marcas y no nos compramos un televisor “desconocido” por mucho que nos indiquen que el fabricante de la pantalla es el mismo. Se ven peor por el motivo que sea, o duran menos, o no tienen arreglo cuando se rompen. Estos clónicos tendrán que competir con los “readers” de marca en un margen entre 200 y 400 €. Demasiado poco dinero para comprarse un equipo de segunda en lugar de uno de primera. Podemos comparar a cuanto tienen que bajar los precios los competidores de Apple para ser alternativa de iPOD con un cacharrito algo peor. Siempre es una tecnología de segundo turno, que implementan cuando los otros tienen la nueva, y por eso es más barato.

- Sony es la única alternativa reconocible a Kindle. Cuenta con la ventaja de ofrecer un sistema de protección de derechos que permite a diferentes editores y múltiples libreros entenderse al margen de Amazon. Los libreros deberían estar contentos de contar con esto. En UK y en Francia se lanzaron en el 2008 en alianza con un librero local (WaterStone y FNAC), que sólo monopolizaron el lanzamiento pero no el negocio continuado de contenido par estos soportes. Sony está a punto de lanzar su PRS700, con una pantalla mayor, táctil y otras funcionalidades, pero sin conexión inalámbrica. ¿Vendrán pronto a España? Seguro. Seguro. Seguro. Y seguro que antes que Amazon venga con toda su oferta. Sony se juega mucho en ello, pero creo que se juegan todavía mucho más los libreros que quieran no perder esta oportunidad única. La alianza entre Sony y Adobe para la gestión de contenido protegido ha convertido esta plataforma en una rica fuente de publicaciones compatibles en todos los idiomas. Desde luego un librero que quiera competir con Amazon usando las publicaciones de Mobipocket, estaría un poco despistado. Los hay.

- Adobe ha dado durante el 2008 un gran paso adelante con su nueva versión del software de protección de ebooks, y la compatibilidad con el formato ePUB. Nosotros hemos sido una de las pocas empresas en el mundo que ha participado en la Beta este verano pasado, y es evidente que han empleado muchos recursos en una plataforma mucho más completa que sus antecesoras en potencialidades. Es mucho más compleja también y con un modelo de negocio más costoso de mantener, pero es un precio aceptable para una tecnología competitiva. Hasta ahora Adobe colgaba su tecnología DRM dentro de su división de software de gestión documental genérico, pero este año le ha dado categoría principal propia al negocio editorial. Es estratégico para ellos. De momento su software lector (Adobe Digital Editions) sólo funciona en equipos de sobremesa y el Sony Reader (Esto último no es poco), pero anuncian inminentes compatibilidades con otros dispositivos. Especialmente esperada es la compatibilidad con el iPhone, que va camino de ser un culebrón tecnológico, incluso haciéndolo esto más interesante. Parece según rumores y noticias, que Adobe tiene un desarrollo que funciona, pero Apple no lo aprueba por ser insuficiente según los requisitos funcionales del iPhone, y Adobe no consigue implementar esta exigencia funcional por una supuesta falta de rendimiento del iPhone. Se necesitan y se temen, por lo que tendrán que llegar a un acuerdo de compartir documentación y cesiones para salir de ésta. Adobe y Sony aparentan ser juntos una buena solución para Editores y Libreros independientes.

- El grupo Hachette, Harper Collins y McMillan se han puesto a la cabeza de un movimiento de los grandes grupos hacia la autogestión de su contenido digital. Para ello han adquirido o participado en empresas tecnológicas que les aporten el conocimiento y el software. Numilog es la empresa con la que Hachette cerró el acuerdo con FNAC para el lanzamiento del Sony Reader, con la exclusividad temporal tanto para FNAC como para Hachette. Harper está buscando aliarse con otros editores en una plataforma de la que participan, y que busca la independencia de Amazon, Ingram y otros actores necesarios ahora. Esta última solución parece más compleja que la de tener una empresa que trabaje sólo para ti, y genera bastante más desconfianza a otros editores para entregar su contenido e información. La confianza es clave en un negocio cuyo principal activo es la información. McMillan con su MPS hace lo propio y con intención parecida. Si no se copian entre ellas, podemos concluir que están intentando enfrentarse al mismo reto: La digitalización de su negocio.
- Ingram fue el primero en USA en aplicar la Producción bajo demanda al eslabón del distribuidor. Fue una apuesta meritoria que ahora los sigue situando en punta de lanza de la gestión digital del contenido. Durante el 2008 han desarrollado una fuerte estrategia de estructuración de su empresa en nuevas divisiones y marcas. Se preparan para un boom, o piensan que ellos lo provocarán. Es verdaderamente complejo desgranar los servicios que ofrecen y desde dónde lo hacen, por lo que parece diluirse la ventaja que podría ser tenerlo todo con la misma empresa. Ingram era una de las empresas más perjudicadas por el anuncio de Amazon de concentrar la impresión bajo demanda para sus ventas, y ha sido partner de ida y vuelta con el fallido programa de digitalización de Microsoft, y de momento sólo de ida con Google.

- Microsoft anuncia en 2008 que abandona el programa que incluía la digitalización de publicaciones. Seguro que les costó trabajo no luchar con Google en ese campo, pero es mejor una retirada a tiempo.


- Europeana, la famosa “Gran Biblioteca Digital Europea” con 2 millones de referencias en 21 idiomas, se lanzó el 21 de Noviembre, se colapsó de forma inmediata y todavía están intentando hacer que funcione. Es indignante que nos quieran vender el éxito inesperado del proyecto. Una pequeña empresa puede tener un éxito inesperado, pero un proyecto que pretende competir con Google… ¿Realmente qué es lo que pretendían? Y lo pagamos todos con nuestro dinero, claro.

- Google y su paseo triunfal con el servicio de búsqueda de libros. Una cosa es totalmente cierta: Funciona. Cosa que no es poco visto lo visto. Hemos tenido la oportunidad de leer una copia completa del largo documento (141 páginas y 15 anexos) que refleja el acuerdo entre Editores, Autores y Google para la digitalización de libros en USA. Todavía está pendiente de ratificación por el tribunal, pero de aprobarse se convertiría en un desbloqueo importantísimo del proyecto de Google en la gestión del contenido editorial. Google financiará la creación de un organismo que regulará sobre los contenidos, los canales y sus regalías mínimas, de una forma coordinada entre Autores, Editores y Google. Podría sonar bien, pero creo que Google ha comprado muy barato algo que vale mucho más dinero del que aportan. Se establece como se tratarán los contenidos sin derechos de autor vigentes, los con derechos y con permisos, los sin permiso de digitalización o que pasa cuando se retira el permiso, incluso cuando hay errores. Todo automático y con acuerdos de plazos y comunicaciones. Pero también se habla de cómo se podría comercializar el acceso a contenido en línea, contenido compartido en las escuelas, cálculo de accesos simultáneos en organismos públicos… No ha tenido mucha repercusión estas partes, quizás por lo técnico-jurídico-informático de la explicación, pero ahí está. Sólo esta opción de comercialización en exclusiva “de facto” en educación vale más de lo que pagan, en nuestra humilde opinión. ¿Qué piensan los editores a los que más les afecta? Alguno de ellos ha firmado ya el pre-acuerdo, quizás uniéndose a su enemigo invencible, quizás creyendo que es papel mojado si luego no dan permisos concretos de sus obras, quizás buscando una solución barata y fácil para la gestión de su fondo histórico sin digitalizar. Amazon y Google van por separado con una estrategia que parece podría pronto empezar a tornarse en competencia directa de negocio. Amazon sabe hacer negocio con el contenido. Google tendrá que explicarnos a todos por qué deberíamos empezar a pagarles (los usuarios) a ellos si hasta ahora eran los líderes del todo gratis y sin maldades, y por eso nos son muy simpáticos (a los usuarios). En cualquier caso, la competencia será buena y el negocio con ambos de forma simultánea será una opción posible.

- El iPhone arrasa en el mundo y llega a España. Los “smartphones” están en auge. Sé que algún lector no me creerá la adjetivación, pero se pueden leer libros en los móviles con bastante comodidad. Cierto, si tengo el mismo título en papel al lado del móvil, usaré el papel. Pero si no lo tengo, no esperaré a comprarlo en papel si puedo empezar a leerlo en el móvil. Cuando en nuestras reuniones en Publidisa estudiamos tendencias de futuro, intentamos no ponernos a nosotros como muestra válida, ya que no cumplimos el promedio normalmente. En cambio, en este caso del móvil, no somos muestra válida porque usamos menos el móvil que los nacidos después de 1990 (Nativos Digitales), ya que somos lo que se ha dado en llamar “Inmigrantes Digitales”. Los sistemas de lectura de ebooks en iPhone están en desarrollo. Lo que hasta hora más se usa en los iPhone son tecnologías sin protección y sistemas de visualización en línea del tipo del de Google. Vendrán cambios a los que tendremos que estar atentos. Si el iPhone fuese el doble de ancho competiría en claridad de lectura con la tinta electrónica, pero en color… pero con menos duración de batería, pero online e interactivo…

- Nintendo lanza su primera colección de libros para la consola DS. Cada vez tenemos en casa más dispositivos de visualización de contenido con más posibilidades. En Estados Unidos ya están los jóvenes consumiendo más horas de Internet que de TV, se suben a YouTube más horas de video que minutos pasan en tiempo real. Internet y la Televisión se están fusionando y nuestras pantallas planas de casa son un primer paso. Se puede leer el teletexto y ver un canal a la vez, se puede conectar un PC y leer PDFs, ebooks, navegar… Se están vendiendo dispositivos mini PCs para enchufar a la tele por menos de 400 € con teclado inalámbrico, compatible con FULL-HD y salida HDMI (¿Palabros?). El único punto en común de todo esto es: Internet y el consumo de contenido en línea.


- En Londres, LIBER, Frankfurt, FIL Guadalajara… la estrella es el ebook y la digitalización. Las búsquedas sobre ebooks en Google se han disparado exponencialmente desde el verano alcanzando records históricos.

- Los periódicos en papel en medio mundo están en una crisis muy grave. La información se consume mucho mejor en línea. Más rápido, más actualizada, más interactiva, más barata: Mejor. Quizás hay un columnista en papel que será mejor que todos los que haya en Internet, pero dentro de poco su público será un nicho del mercado: Los amigos de la prensa de papel.


Amigo poeta, todo lo descrito lo hemos visto en nuestros viajes en el 2008. Aun quedan algunas cosas que enumerar, pero creo que no nos dejamos ninguna demasiado importante. Proliferan estudios y predicciones sobre el tiempo en el que las publicaciones digitales se consumirán masivamente, y la forma en la que se consumirán. 2015, 2025, 2050 más seguro. Maremágnum de gurús a punto de descubrir los temores del editor tradicional y de no aportar soluciones sencillas ante el cambio. Esa es la clave. En nuestra humilde opinión, no hay ninguna solución sencilla y todas requieren de mucho esfuerzo. Es un momento de oportunidad y supervivencia en un entorno complejo. Y mejor no hablemos ahora de Creative Commons, porque merecería un monográfico con lo que nos comentan en cada puerto al que arribamos. Pero habrá que hablar pronto.

Algunos de nosotros llevamos más de 14 años navegando por la tecnología, y algunas reglas básicas si se pueden describir. De su habilidad en interpretarlas, comunicarlas y aplicarlas puede depender que llegue a buen puerto, o que sus colaboradores le ayuden a llegar a buen puerto.

1. Su mercado es global: El mundo. Debe pensar en global. Sus libros para el mundo, sus lectores en cualquier parte y todos son importantes para su negocio. No desprecie ninguno y monte soluciones para darles siempre una oportunidad aceptable de consumir su contenido. Todos sus libros en catálogo disponibles para todo el mundo. Es una exigencia que hacerse.

2. Busque socios ágiles. La tecnología cambia muy rápidamente. Vd. puede hacer lo que pueda para cambiar, pero no puede hacer que sus socios cambien rápido si no son ágiles. Internet está devorando a los lentos, no se quede con ellos bajo ningún concepto. Los eslabones que más peligran no son los de en medio porque son más conservadores, son los de en medio porque no pueden coordinar los cambios de sus clientes y proveedores con facilidad. Cuanto más al comienzo o al final de la cadena, más fácil es adaptarse a los cambios. Mire a su alrededor y súmese a proyectos de confianza en los que no pierda el control y pueda salirse cuando quiera.


3. Desarrolle Marketing en línea: Si no sabe aprenda, contrate a quién sepa, lea en Internet sobre ello todo lo que hay, experimente, pruebe. Nada de lo que haga en línea funcionará rápido, pero será acumulativo y si aplica unas reglas técnicas básicas y si sus libros son buenos, su web será una referencia pasado un tiempo. No hay trucos mágicos. Si sus libros son malos no hay nada que hacer en Internet por muy buenos comerciales que tenga o muy buena marca que lo respalde. La red es cruelmente selectiva casi siempre. De todas formas, hay que plantearse que lo que la red considera que es bueno, puede no ser siempre lo mismo que consideraban los libreros tradicionales y su público incondicional.

4. Conozca personalmente a sus clientes: A veces es imposible si utiliza canales en línea, pero haga lo imposible por conocer sus identidades y perfiles. Será su mejor activo junto con su contenido. Le permitirá diseñar proyectos específicos para su público habitual y mostrárselo directamente cuando mejor le convenga. No debe confiar este conocimiento de forma exclusiva a distribuidores y libreros. Es probable que no le respondan con agilidad a sus demandas de información. Muchos editores son reticentes a establecer sistemas de venta directa. Serán lentos en los cambios de su mercado.


5. Producto a medida: Lo a medida es el factor que complementa la globalidad en los webs de éxito en Internet. En nuestro caso, transmigración del contenido. Contenido líquido. En esencia el mismo contenido, en forma debe poder comercializarse en los soportes, dimensiones, estructura y apariencia que mejor se adapte a cada situación. Para poder gestionar cada cambio tecnológico, el editor debe poder tener la libertad de acompañar su activo en cada salto con los derechos adecuados. Es un problema legal y técnico que requiere una solución para la que hay que ir dando pasos. Sin prisa pero sin pausa.

6. Los tiempos cambian: Los tiempos en los que pasan las cosas son distintos en Internet que en el mundo real. Los lanzamientos se acortan, las vidas útiles se alargan, las actualizaciones son más frecuentes, las polémicas llegan y se acaban antes. Nuevo ritmo que hay que medir y aprovechar. Antes se lanzaba la novedad y tras un tiempo determinado pasaba a fondo. Puedes tardar una semana en estar seguro que la mayor parte de tus clientes habituales conocen tu novedad por Internet y provocar ventas. ¿Y luego qué? ¿Sabes lo que busca la gente en Internet hoy? Mira las noticias y luego tu catálogo e intenta encontrar coincidencias y montar estrategias para cada momento.

Nos ha resultado fácil a todos creer la afirmación de que hasta ahora el consumo de publicaciones digitales (Ebooks o similar) no tenía éxito debido al dispositivo, la tecnología,… Ahora que el consumo de contenido digital es masivo, el peso está en conocer la mejor forma de comercializar publicaciones por ese medio. Quizás sea fácil decir que un libro en papel es siempre mejor, pero es igualmente fácil decir que ya hay más gente con portátiles en los aviones y trenes que con libros, y pronto más con móviles inteligentes en las salas de espera que periódicos y revistas. Son realidades indiscutibles y merecedoras de consideración empresarial.

En la FIL de Guadalajara de 2008, durante la presentación de la pionera librería de e-books de Librerías Gandhi (México), pudimos escuchar la enumeración de acciones más clara, sincera y efectiva que hasta ahora ha salido de un gran grupo editorial. Pedro Huerta, Director General de Random House Mondadori México, compartió una presentación impagable sobre lecciones aprendidas de la música y la determinación de su empresa en acertar en el cambio tecnológico del libro. Los tres puntos que destacaba como decisión corporativa eran:

1. Ser digitales. Convertirse en una empresa líder en el negocio digital de libros.

2. Ser activos en el establecimiento de los modelos de negocio. Participar en la forma en la que el sector acuerda desarrollar los modelos para adelantarse a otros.


3. Probarlo todo. Con socios fiables y mediante contratos que les permitan controlar sus activos, pero probarlo todo y aprender sobre ello.

Desde luego, sólo compartir estos puntos que configuran casi un manifiesto y algunas de las diapositivas de su genial presentación, incluyendo su modelo de reparto de regalías con autores, es cumplir el segundo punto. De igual forma que yo lo referencie aquí aportará algo a ese segundo punto. Quizás sea la primera vez que se observa como un gran grupo concluye que ser generoso con el sector y compartir su visión estratégica, es la mejor forma de enfrentarse con éxito al reto de la digitalización del negocio editorial. Es necesario crear unas nuevas normas comunes que nos orienten a todos, y ello requiere que alguien empiece a proponer las normas y las ponga en común.

Respondiendo a la petición un año más de DELIBROS, esperamos que los poetas entiendan nuestras crónicas y expliquen a los demás las cosas mejor que lo haríamos los navegantes. Además esperamos haber aportado un registro interesante en la futura edición digital de la publicación para su consulta futura.

Para nosotros en Publidisa, el 2009 nace con muchos proyectos en marcha y grandes expectativas, pero no por lo que nos imaginamos que pasará, sino por lo que ha pasado ya en el 2008. De parte de nuestro equipo de navegantes en España, Portugal, México y Argentina, deseamos sinceramente un feliz año a nuestro lector poeta y, sólo si lo desea, una fructífera digitalización de su negocio.


Luís Fco. Rodríguez
Director Ejecutivo
PUBLIDISA

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Allende -

Me parece que "caya" se escribe calla.

"El que sabe la verdad se la caya interesadamente para sacarle más partido personal. El que es consciente de que no sabe y cree poder parecer ignorante, se caya misteriosamente para así evitar despejar dudas."
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres