Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

La creación editorial y los “comisarios digitales”: Primera clave en la nueva cadena del contenido.

La creación editorial y los “comisarios digitales”: Primera clave en la nueva cadena del contenido.

Jamás a lo largo de la historia se creó tanto contenido como en la actualidad. Si algo caracteriza a nuestra época es la cantidad creciente de contenido e información.

Según un informe de la consultora internacional IDC y el fabricante de sistemas de almacenamiento EMC, en el año 2007, la cantidad de información creada estuvo a punto de sobrepasar, por primera vez, la capacidad física de almacenamiento disponible. El estudio indica que, en 2006, la cantidad de información digitalizada fue 3 millones de veces mayor que la de todos los libros escritos en el mismo periodo. En 2006, la cantidad de información digital creada, capturada y replicada fue de 1,288 x 1018 bits, esto es 161 exabytes o 161 billones de gigabytes. Esto es más de lo que el ser humano ha generado en los 5000 años anteriores de historia.

Según con datos de la consultora inglesa Netcraft, en 2007 el número de páginas web creció un 48%. 50 millones de sitios Web llegaron a la Red durante 2007. En diciembre de 2007 la cifra superó los 155 millones de sitios Web, mientras que en diciembre del año anterior alcanzaba los 105 millones.

También es interesante analizar la evolución del registro de sitios Web en los últimos diez años. Según Netcraft, fue la siguiente: en abril de 1997 existía 1 millón de sitios a nivel mundial, en febrero de 2000 pasaron a ser 10 millones y, en septiembre de ese mismo año, la cifra se duplicó, con lo cual el año 2000 registró el récord histórico. Posteriormente la cifra fue aumentando en unos 10 millones anuales.

En cuanto a blogs, según el sistema BlogPulse, de Nielsen, hay unos 80 millones de blogs en el mundo. De los cuales, aproximadamente 100,000 se crean cada día.
Diariamente, los bloggers publican unos 700,000 "posts". En general, el número de blogs se duplica cada semestre.
Si bien es cierto que sólo un puñado de blogs alcanza una masa respetable de lectores.

Otra fuente de crecimiento de información a tener muy en cuenta es el proyecto Wikimedia, del cual la enciclopedia colaborativa online Wikipedia es su máximo exponente.
Según datos que Wikipedia publica, tienen cerca de un millón de páginas web en su base de datos.
Las páginas se han actualizado en más de 15 millones de ocasiones desde 2002. Por cierto, sólo 0,1% de los usuarios de Wikipedia en español pueden considerarse activos.



El investigador y blogger Juan Freire, lo expresa así:

http://nomada.blogs.com/jfreire/2008/11/conocimiento-y-usuarios-en-la-cultura-digital-revista-frc.html

“Producimos, como sociedad, contenidos de modo irrefrenable, a una velocidad desconocida en la historia de la humanidad, aunque no exista una remuneración. Más allá de un nuevo paradigma tecnológico, la web 2.0 es un caballo de Troya que modifica significativamente las formas de interacción entre personas”

Ese “ruido“ enorme que genera la red es una de las grandes oportunidades para los editores . Alguien tiene que ordenar, depurar y garantizar la calidad del contenido, también mostrarlo y empaquetarlo para dar la opción a los lectores que deseen acceder al mismo.

Juan Freire da su visión sobre el tema en los siguientes términos::

“¿Dónde está ahora el valor? Posiblemente en el filtrado, la agregación y la remezcla y en la conexión intelectual emocional con los usuarios. De este modo parece llegado el momento de lo que denominaré comisarios digitales (que también podríamos definir como brokers de conocimiento en la medida en que tengan el objetivo de realizar negocio a través de este papel).
Por supuesto, los comisarios digitales no siempre son personas; en ocasiones son comunidades apoyadas en herramientas (pensemos en digg o meneame) o incluso herramientas dotadas de protocolos que automatizan en gran medida el trabajo de comisariado.
Las marcas, las empresas de medios y muchos individuos se acabarán convirtiendo en comisarios digitales, cuya actividad principal no será ya la creación de contenido. “

Diríase que entre el autor y el lector se seguirá intermediando y según el valor que se aporte en dicha intervención, será el volumen de los modelos de negocio que se generen. Unos modelos de negocio, eso sí, que serán diferentes a los que conocemos en la actualidad.
El camino es simple que no sencillo: Comprender la tecnología y aplicarla en forma de servicios que aporten valor a los lectores.







¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres