Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

Digitalización y custodia virtual del contenido: Los “Agregadores de Contenido”. Tercera Clave.

Digitalización y custodia virtual del contenido: Los “Agregadores de Contenido”. Tercera Clave.

En el artículo: El nuevo escenario digital del editor. Hacia una nueva cadena de valor del contenido., se apuntaron algunas claves sobre las que profundizar:

• la creación editorial y los "comisarios digitales".
• Los derechos digitales de autor. Copyright y Copyleft.
• Digitalización y custodia virtual del contenido: Los “Agregadores de Contenido”.
• La distribución digital y el papel de los DAD (digital Asset Distributor).
• Presencia en Internet, comercio electrónico plan de Marketing On-line.
• Una nueva generación de Lectores/prosumidores y sociedad en red: Los “Nativos Digitales” y las redes sociales en Internet.


Abordamos ahora la tercera clave:

Una vez controlados los derechos digitales de autor es imprescindible disponer de las obras digitalizadas, en formatos adecuados para el aprovechamiento de la capacidad de Internet como medio de difusión y para su explotación comercial en múltiples soportes a través de distribuidores y canales on-line.

Es fundamental disponer de un sistema de gestión global del contenido. Un sistema informatizado que permita al editor controlar, interactuar con y gestionar su principal activo: el contenido.

Aparece la figura de los llamados “agregadores de contenido”: Sistemas que permiten la gestión global del contenido al editor en los siguientes aspectos:


Digitalización + certificación de ficheros + meta información + custodia (que también permita el uso interno de la propia editorial con su contenido).

Un primer paso consiste en el escaneado desde los originales en papel. Los ficheros obtenidos, deben ser tratados mediante software específico hasta obtener un formato PDF o estructurado HTML/XML. Compatible con las aplicaciones de producción y comercialización.

La digitalización se puede llevar a cabo mediante sistemas de escáner y software inteligentes que mantengan la máxima calidad y minimicen los costes del proceso.

Es imprescindible que los ficheros obtenidos desde papel o ya en origen se certifiquen para garantizar su uso en el presente y la adaptación de los mismos según evolucionen los formatos.

También es necesario tener guardada adecuadamente la meta información asociada al contenido y a sus derechos de explotación.

Asimismo, la tecnología ha de permitir que el editor tenga acceso a sus contenidos digitales en el sistema de reposición digital, facilitando tanto la bajada como la subida de ficheros y buscando la máxima flexibilidad en todos los procesos.

La conversión a XML (Lenguaje de Marcas eXtensible), que permite crear la estructura lógica del documento haciéndolo más “liquido”, es deseable ya que permitirá aplicaciones muy variadas, como re maqueta, marketing on line, custom Publishing, ePub…


El formato ePub es un estándar, desarrollado por empresas de software y editoriales y que está basado en XML. Se puede considerarse un equivalente al PDF de Acrobat pero con texto que se reformatea, de forma que se adapta al dispositivo en el que va a ser visualizado desde un móvil hasta un lector ebook o un ordenador.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres