Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

Amazon confirma que los libros electrónicos son el futuro

Vía: El Confidencial

Comenzó como una aventura personal de Jeff Bezos, fundador y máximo responsable de Amazon, la mayor tienda on-line del planeta. En un principio se creyó que Kindle, el lector de ebooks o libros electrónicos de Amazon, se trataba de una excentricidad más de Bezos, una aventura adicional de nuevo millonario que no tendría un pase, y sin embargo, el revolucionario Kindle se está vendiendo mucho más de lo inicialmente previsto, tanto que Amazon trabaja ya en dos nuevos modelos.

El Kindle se basa en la tecnología e-ink (o tinta electrónica), que emula con sorprendente veracidad la textura, claridad y sobre todo, las sensaciones que proporciona el papel de toda la vida. Evidentemente, los libros electrónicos no son nada nuevo, pero ha sido el discípulo de Amazon el que ha convulsionado el mercado con un producto que por el momento sólo se puede comprar al otro lado del atlántico, y que combina el lector en sí, junto con un apetitoso plan de precios mediante el cual uno puede descargarse libros sobre la marcha a un precio casi irresistible.

Lejos de ser una aventura, el Kindle se está vendiendo muy por encima de las previsiones, hasta el punto que la consultora Citygroup ha afirmado que puede convertirse en el iPod del mundo de la literatura. Ante este apetitoso panorama, Amazon ha decidido lanzar dos nuevos modelos, uno de ellos completamente orientado al mundo universitario y es que el potencial del equipo parece inagotable. Muchos preven que se va a convertir en el regalo preferido de estas navidades en muchos hogares.

Más barato, más ecológico, más compacto...

No obstante, el Kindle por el momento se trata de un producto de consumo exclusivo para Estados Unidos, pero en España y pese a no contar con una expansión del ebook tan avanzada, ya podemos comprar el Rolls Royce de los lectores de libros electrónicos: el Sony Ereader PRS-505, y eso que oficialmente el fabricante japonés no lo comercializa en nuestro país.

Los lectores de libros proporcionan todo tipo de ventajas frente al libro de pasta y papel convencional: ocupan una décima parte en grosor y almacenan hasta casi 200 libros en su memoria interna, pudiendo ampliarse ésta mediante tarjetas de expansión. Sus defensores argumentan además, que son más respetuosos con el medio ambiente, ya que acaban con el papel y tal vez su punto más flaco sea la resistencia de muchos lectores a abandonar el formato de toda la vida. Si sirve de ejemplo, quien escribe estas líneas ha comenzado a probar el Sony Ereader y les aseguro que no vuelvo ya al papel. La lectura es tan real que hasta cuando hay que pasar de página es difícil evitar el gesto de buscar la esquina de la hoja con el dedo.

Para lectores compulsivos

Poder llevarse encima casi doscientas novelas en un grosor inferior a 1 centímetro es de por sí motivo suficiente para que sea todo un killer para los amantes de la literatura. El mayor problema con que pueden encontrarse pese a todo, es la ausencia de bibliotecas de libros electrónicos en español. En Estados Unidos nos llevan ya varios cuerpos de ventaja y son múltiples las tiendas on-line en las que pueden comprarse miles de libros, convirtiéndose en el paraíso para los lectores en la lengua de Shakespeare.

Para los que hablamos español, encontraremos más dificultades para comprar libros de rabiosa actualidad, aunque en sitios como Librodot podemos comenzar con una vasta colección de autores. Aunque la situación en nuestro país es bien distinta, y no parece que vaya a haber visos de cambio en el corto plazo, pese a que el modelo de negocio sea más rentable para autores y editores.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres