Blogia
LIBROS & TECNOLOGÍA

Panamá: Cuando los libros tienen pocos amigos....

Panamá: Cuando los libros tienen pocos amigos....

En la Cámara Panameña del Libro hay registradas 32 empresas dedicadas a la venta de libros.

La mayoría de los empresarios del sector considera que las ventas en 2006 fueron ‘regulares’.


Leonardo Flores
lflores@prensa.com
Si entre sus resoluciones para el año nuevo está incursionar en el negocio de venta de libros, debe tomar en cuenta que con las ganancias no podrá comprar un automóvil deportivo, un apartamento de lujo, ni emprender un viaje alrededor del mundo. Debe bastarle con recibir y ofrecer gran riqueza cultural.

En el país hay registradas, al menos, 32 empresas dedicadas al negocio de libros: 10 librerías, 13 casas editoriales y cinco distribuidoras, entre otros miembros, según cifras de la Cámara Panameña del Libro. El número de jugadores no significa que hay gran negocio de por medio. Al contrario, los empresarios consideran que el mercado simplemente no es rentable.

"A veces hay quienes quieren aparentar que les va muy bien y realmente eso no es así", aseguró Sheila de Terán, gerente general de Exedra Books. "Aquí en Panamá la gente no le da valor a los libros, le da más valor a los celulares".

Según la Cámara, en promedio, los panameños leen menos de un libro al año. Menos de un 10% de la población lee libros, más o menos igual que otros países en el hemisferio, con la excepción de Uruguay, donde la media es de 18%.

"Yo juraba que aquí había mercado para esto, pero es muy poca la gente que lee", dijo de Terán.

Las ventas son agravadas por la fuerte competencia de parte de casas editoriales y distribuidoras que también venden al detal y que gozan de envidiables canales de distribución nacional para hacerle llegar productos hechos a la medida de los lectores, a precios más competitivos.

"¿Entonces para qué ir a una librería si ya te están ofreciendo el producto?", se pregunta de Terán.

Competencia

Sin embargo, Orit Btesh, gerente general de El Hombre de la Mancha, vio sus ventas crecer en 33% en 2006, a pesar del cierre de algunos franquicitarios. Pero es precisamente este concepto que quizás alentó las ganancias de su negocio.

"El auge de la construcción, la llegada de muchos extranjeros y el hecho de que nos hemos desarrollado como una franquicia, ha contribuido a ese crecimiento", dijo Btesh.

Otros competidores no han sido tan afortunados. El balance de ventas en la casa editorial Edopan, S.A. (Océano) fue "regular" y no registró variaciones en comparación al 2005, según el gerente general Nelson Acuña Mata. "A partir de octubre y hasta febrero hay una baja, ya que los estudiantes no están en las escuelas".

En la distribución de libros las cosas no se pintan mejores. "El año ha sido muy difícil para el sector", dijo Yolanda Domínguez, de Prolibros Panamá.

Librerías abrirán más sucursales

A pesar del poco movimiento en las ventas de libros en el 2006, algunas tiendas se sienten optimistas y tienen planes para abrir más sucursales.

Orit Btesh, de El Hombre de la Mancha, está en negociaciones con empresarios de El Salvador, Guatemala y Colombia, para vender su franquicia.

La empresa también sigue ampliando su cobertura al interior del país con el proyecto "El Rincón de Don Quijote", un puesto de venta ubicado en supermercados y tiendas.

En Exedra Books, por su parte, esperan obtener una licitación para abrir una nueva tienda en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, donde aún brilla por su ausencia un lugar para revistas y libros.

La gerente general, Sheila de Terán, ha iniciado la venta de libros en pequeños aparadores en supermercados de la ciudad capital e igualmente busca extender esta iniciativa al interior del país.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres